1875, una litografía

Viernes, 29 Mayo, 2015

1875, una litografía

 

Histórica en la Colombofilia Mundial.

Ésta es la pequeña o gran historia de una lámina, que incluye el perfil del rostro de una persona, “casi” coronada con su nombre y primer apellido, una paloma mensajera, tres barcos de vela y un lema.

Un dibujo que se hizo UNIVERSAL en todo el Mundo Colombófilo, partiendo de Barcelona, para celebrar un acontecimiento político importante. 

El lema:

“UN DESPACHO CÉLEBRE EN 1875, MENSAJERAS DE LA AGENCIA FABRA” (1)
 


 

Una litografía que formó parte de la biblioteca y archivos privados del colombófilo barcelonés, Don José Mª Ballester y Vigo (2) y que una copia ilustró, en los años:

-1994, la página 87, del libro I Centenario de la RFCE

-2010, la página 13, del libro 75 Aniversario de la FCCCM

y que también fue reproducida en distintas épocas por las revistas oficiales de la Real Federación Colombófila Española, “La Paloma Mensajera”, “Boletín Colombófilo Nacional” y “Colombofilia Mensajera”.

Revistas colombófilas extranjeras de primer orden, la publicaron; la hicieron suya, pero como homenaje a la Colombofilia Española.

Periódicos españoles de información general y de alcance nacional, como “La Vanguardia”, en su edición del sábado, 19 de octubre de 1974, ilustró su página 71 con esta lámina, acompañada de un amplio e interesante artículo colombófilo.


Pero hay algo más, que hoy podemos saber todos, y es qué......

-La primera vez que se publicó esta lámina (como primicia), fue el 25 de enero de 1875 en la revista “La Ilustración Española y Americana”. (3) 

-Revista fundada en Madrid, en 1869.

-En su cabecera se definía como un:

-“Periódico de ciencias, artes, literatura, industria y conocimientos útiles”.

-Como destaca en su eslogan principal, la revista se caracterizaba por divulgar e ilustrar lo más sobresaliente y actual de la cultura en España y de los países hispanoamericanos donde también tenía gran difusión y aceptación.

-Una publicación semanal, que desapareció en el año 1921.

-Este semanario, seguía el modelo y estilo de prestigiosas publicaciones europeas.

-La Agencia de Noticias Fabra de Don Nilo María Fabra y Deas (4), fue durante muchos años una habitual colaboradora de esta revista, una de las dos más importantes en el mundo intelectual (tanto en letras como en ciencias), de finales del siglo XIX y principio del XX.

-Fue continuadora de otra, “El Museo Universal” (1857-1869). (5)

(1) Resumen del motivo de la litografía:

Cuando S. M. El Rey Don Alfonso XII embarcó en Marsella, procedente de París, el día 8 de enero de 1875 rumbo a Barcelona, con motivo de la restauración de la Monarquía en España (de la dinastía Borbónica), en la fragata “Las Navas de Tolosa”, las autoridades barcelonesas salieron en el buque “Jaime II” para recibir al Monarca.

También iba a bordo el director de la Agencia Telegráfica Fabra, que llevaba consigo una cesta con 12 palomas mensajeras.
Al amanecer del día siguiente, 9 de enero, el “Jaime II” divisó en el horizonte la flota que conducía al Rey.La noticia fue transmitida a tierra por una paloma mensajera de la Agencia Telegráfica Fabra con este mensaje: “En el mar, vapor Jaime II, 9 de enero, 6 y 50 mañana, hemos avistado a Navas de Tolosa, que conduce Rey, delante de Tordera”.

Fue el primer “colombograma” español; adquirió universal fama, dentro del mundo de la comunicación de su época.
Soltadas las mensajeras a 70 kilómetros de tierra, salvaron la distancia en 50 minutos, a más de 1400 metros por minuto, y a las 7 y 40 horas de la mañana llegó a Barcelona el esperado mensaje.

El Rey desembarcó en Barcelona entre aclamaciones entusiastas y a caballo se dirigió a la Catedral, donde se cantó el “Te Deum” y después al Ayuntamiento. 
Después desde la Ciudad Condal, embarcó rumbo a Valencia y desde la Capital del Turia a su destino final, Madrid.
En enero de 1875 fue proclamado Rey de España ante las Cortes Españolas y en 1876 se aprobó una nueva Constitución Española.

Para conmemorar este acontecimiento histórico, la llegada del Rey a Barcelona, Don Nilo María Fabra y Deas creó este dibujo, en una lámina.
Una “alegoría” sobre la restauración de la Monarquía Borbónica en España, como monárquico convencido que era.

El mismo día 9 de enero de 1875, el despacho (colombograma) fue conducido a la redacción del “Diario de Barcelona”, en cuya edición de la tarde, se publicó en la sección telegráfica.

(2) Su profesión estuvo siempre vinculada, desde dentro, al mundo de la banca.
Socio de la Sociedad Colombófila Mensajera Barcelona hasta el 15 de diciembre de 1970 y de la Real Sociedad Colombófila de Cataluña después.
Miembro honorario de distintas sociedades colombófilas españolas y extranjeras, con infinidad de diplomas, medallas y galardones.
Su residencia se encontraba situada en Vía Layetana, número 5, al lado de la Central de Correos, muy cerca del puerto.
El palomar, no muy grande, de madera muy bien construido, se hallaba en la azotea del bloque de pisos donde tenía su vivienda.
Hombre culto y ordenado, gran apasionado de los libros, documentos y objetos colombófilos de todas las épocas.
Llegó a reunir una de las mayores y mejores bibliotecas, archivos y colecciones que se conocen en España y en el mundo.
Su biblioteca estaba formada por libros y revistas en varios idiomas; los más importantes dentro del mundo colombófilo.
Buen conversador y aficionado a las tertulias colombófilas.
Fue un divulgador de la colombofilia en los medios de comunicación de los años sesenta, setenta y ochenta del siglo pasado.
Especialmente en los medios escritos, como “La Vanguardia”, con artículos unas veces firmados con su nombre y otras, a modo de entrevistas de la mano del escritor y colaborador del periódico, Don Arturo Lloréns y Opisso (que firmaba con el seudónimo de Arturo Llopis). (6)
 


 

En las tres décadas nombradas dos párrafos más arriba, también fue un asiduo colaborador de la revista “Colombofilia Mensajera”, órgano oficial escrito de la Real Federación Colombófila Española.

 


Páginas 8 y 9 revista Colombofilia Mensajera
 
La ilustración precedente, corresponde a las páginas 8 y 9 de la revista “Colombofilia Mensajera” número 179-180, de Mayo-Junio de 1969.
 
-Don José María Ballester y Vigo, colombófilo desde el 13 de octubre de 1951 al 31 de diciembre de 1984.
-Por sus méritos, además de otras recompensas importantes, se le concedió el 2 de diciembre de 1961, la Medalla de Oro de la Real Federación Colombófila Española.
-Disfrutaba de la categoría de “Protector” de la Colombofilia Española.

 
(3) (5) Sabemos que una colección completa de cada una de estas dos revistas, se conservan en la Biblioteca Nacional de España en Madrid. 

(4) Don Nilo María Fabra y Deas, nació en Blanes (Gerona) el 21 de febrero de 1843 y falleció en Madrid, el 23 de abril de 1903.
Periodista y publicista fundó la Agencia Fabra, la primera agencia de noticias creada en España.
Hombre político, conservador monárquico, fue Diputado y Senador de las Cortes Españolas, desde 1876 y desde 1890, respectivamente.
En 1872 importó las primeras veinticuatro parejas de palomas mensajeras de raza belga.
 
(6) Nacido y fallecido en Barcelona (1909 - 1968).
Escritor y periodista. Fue uno de los grandes reporteros y divulgadores de todo lo relacionado con la cultura y costumbres catalanas.
Entre otras publicaciones, fue redactor y colaborador durante muchos años de “La Vanguardia”.

 
Bibliografía y fuentes consultadas.

Archivos y bibliotecas:

 
-Real Sociedad Colombófila de Valencia 
-Real Sociedad Colombófila de Cataluña
-Real Federación Colombófila Española
-Federación Colombófila Catalana de Palomas Mensajeras

Libros, revistas y periódicos.
 
-“Historia de España”, Barcelona (1973)
-“La Paloma Mensajera”, Barcelona (1891 a 1930)
-“España Colombófila”, Barcelona (1934 a 1936)
-“Boletín Colombófilo Nacional”, Santander (1942 a 1953)
-“Colombofilia Mensajera”, Madrid (1954 a 1990)
-“La Vanguardia”, Barcelona (1881 - )
 
 
Óscar Pastor Gascón
José Olivares Gil
José Mª Corona Fayos
Julio Santillán de Unzueta
Jesús (Administración de la RFCE)
Eduardo González Barrés
 

 
Archivos adjuntos: 
Volver

Añadir nuevo comentario